Visa para Tu Sueños

El Amor no se encuentra en otra persona, sino en nosotros mismos; simplemente lo despertamos , pero para poder hacerlo necesitamos al otro

Clark y Leah persiguen el gran sueño americano en diferentes circunstancias.
Hace once años, Clark fue a San Francisco solo para ser rechazado por su padre estadounidense, su madre filipina muere poco después y lo que sigue es una vida de infortunios. Cuando Leah tenía 12 años, su madre se marchó a Estados Unidos para ganar dólares y ayudar en la manutención de su familia, pero miente  y hace creer a sus hijas y a su marido que ha muerto trágicamente en los Estados Unidos. Diez años después, Leah recibe la oportunidad de cumplir el sueño de su madre cuando le otorgan una visa de turista para visitar los Estados Unidos. Leah decide extender su estadía para encontrar la tumba de su madre, y trabajar.  Pasan las semanas, sus opciones de trabajo siguen siendo difíciles de alcanzar y, lo peor, su visa estadounidense está a punto de vencer. Desesperada acepta pagar a Clark para casarse y poder legalizar su estadía.